Superar la barrera lingüística para tener éxito en los negocios internacionales

La necesidad de hacer frente tanto a las cambiantes condiciones y demandas del mercado como a las oportunidades que brindan las nuevas tecnologías lleva a empresas de todos los tamaños a trascender fronteras para captar nuevos mercados o expandir su universo de operaciones a la arena internacional. Aquellas organizaciones que quieran competir de manera efectiva y prosperar en la nueva economía globalizada deberán prestar particular atención a la comunicación –especialmente en lo que respecta a lenguas extranjeras-, por ser este uno de los factores claves para el éxito en los negocios internacionales, según lo resalta el estudio realizado por Economist Intelligence Unit.

 

RESUMEN DEL INFORME:

“Competir más allá de las fronteras: Cómo las barreras culturales y de comunicación afectan a los negocios” es un informe de Economist Intelligence Unit que explora los desafíos que enfrentan las empresas cuando operan o compiten en mercados cada vez más internacionales. Específicamente, este estudio evalúa el rol que juegan la comunicación y la colaboración internacional en el éxito o el fracaso de empresas cuyas ambiciones no están sujetas a fronteras nacionales.

El estudio recurre a dos fuentes principales de donde extrae las conclusiones de su investigación:

  • Una encuesta realizada a 572 ejecutivos a nivel mundial. Aproximadamente la mitad de los encuestados (47 %) pertenecían a niveles ejecutivos o directivos, más de la mitad (53 %) correspondía a empresas con ingresos anuales que exceden los USD 500 millones. Todos los encuestados representaban a empresas con presencia internacional o con planes de expansión internacional. Poco más de la mitad (51 %) de las empresas de los encuestados poseen su casa matriz en Europa Occidental; casi un quinto (17 %) tienen sede en la región Asia-Pacífico; casi una de diez (9 %) ubica su sede central en Norteamérica, mientras que el 8 % tienen base en América Latina. El resto de las empresas representadas en la encuesta son de África, Europa Oriental y el Medio Oriente.
  • Una serie de entrevistas exhaustivas con expertos independientes y ejecutivos de alto rango de distintas grandes empresas.

Con sus mercados internos inmersos en un contexto de estancamiento prolongado, o bien de recesión, las empresas con sede en economías desarrolladas están dirigiendo cada vez más su atención hacia los países en desarrollo, en busca de nuevos clientes y al asecho de nuevo talento. Por su parte, las empresas provenientes de vibrantes economías en vías de desarrollo, cuyas ambiciones superan las posibilidades de sus países de origen, también están buscando oportunidades para crecer mediante la expansión internacional. Estas dinámicas se combinan para crear un mundo de negocios profundamente internacional, donde es moneda corriente que los empleados y las empresas se comuniquen y colaboren con clientes, colegas, proveedores y socios en otros países.

La necesidad derivada de mantener relaciones internacionales armoniosas y productivas que trasciendan las diferencias culturales ha generado nuevas demandas para las empresas y sus fuerzas laborales.

Las conclusiones de la encuesta revelan un mundo corporativo que, como mínimo, reconoce una nueva realidad en la que los productos y servicios adecuados también deben estar alineados con la sensibilidad cultural y las aptitudes de comunicación para que las empresas puedan prosperar en los mercados extranjeros.  Sin embargo, las opiniones expresadas por ejecutivos de alto rango de distintas partes del mundo también indican que muchas organizaciones aún deben adoptar medidas que conviertan dicho reconocimiento en prácticas reales.

Las siguientes son algunas de las principales conclusiones del informe:

  • En contraste con las expectativas de muchos expertos, el actual contexto de estancamiento económico está impulsando a muchas empresas a volcarse al ámbito internacional.

Si bien las recesiones anteriores llevaron a las empresas a reducir su exposición a riesgos mediante un enfoque renovado hacia a sus mercados principales, la inmensa mayoría de los participantes de la encuesta que sustenta este informe confirma que sus empresas están adoptando una perspectiva más global en sus aspiraciones. 

Distintos indicadores corroboran esta internacionalización generalizada de los negocios. Casi nueve de diez de los participantes de la encuesta en la que se basa este informe consideran que el número de clientes extranjeros de sus empresas crecerá en los próximos tres años, mientras que el 77 %  cree  que sus empresas contarán con presencia operativa en más países de los que tiene en la actualidad. Consecuentemente, las empresas están dejando de lado las estructuras organizativas tradicionales; un 78 % de ellas indican que en los próximos tres años establecerán más equipos internacionales que incluyan a personas físicas ubicadas en distintos países.

  • La comunicación y la colaboración internacional efectiva se están convirtiendo en un factor crítico para el éxito financiero de empresas con aspiraciones internacionales.

Posiblemente como resultado del énfasis de sus empresas en el crecimiento internacional, casi dos tercios de los encuestados consideran que «una mejor colaboración internacional ha constituido un factor crítico en la mejora del rendimiento de nuestra organización en los últimos tres años». No obstante, una proporción similar considera que sus organizaciones enfrentan dificultades respecto a la colaboración o la comunicación internacional, al menos «en algunos casos». Esto puede resultar costoso. Aproximadamente la mitad de los ejecutivos encuestados a efectos de este informe admitieron que la falta de efectividad en la comunicación o la colaboración inadecuada constituyó una obstrucción para la realización de transacciones internacionales, lo cual resultó indefectiblemente en pérdidas financieras.

Una vasta mayoría (cercana al 90 %) cree que si mejorara la comunicación internacional en sus empresas, las ganancias, los ingresos y su participación de mercado también mejorarían. Esto se debe, en parte, a que hay un surgimiento de oportunidades potenciales en países extranjeros, y casi dos tercios de los encuestados argumentan que las diferencias lingüísticas y culturales obstaculizan la entrada a mercados desconocidos.

  • La mayoría de las empresas son conscientes del costo de no mejorar las capacidades de comunicación internacional de sus empleados, sin embargo, muchas de ellas no están haciendo lo suficiente para abordar ese desafío.

Más allá de reconocer el impacto directo de la comunicación efectiva en su capacidad de éxito, una proporción significativa de las empresas admite que no están implementando medidas suficientes para remediar la causa raíz de los malentendidos. Un 47 % afirma que sus empresas no ofrecen suficiente capacitación para perfeccionar las aptitudes lingüísticas y de comunicación, y el 40 % considera que no se pone suficiente énfasis en la contratación o selección de personal con la capacidad para manejarse en ambientes interculturales.  

Algunas organizaciones parecieran subestimar el alcance del desafío. «La interconexión mediante la tecnología moderna ha confundido a muchas personas», según Nancy J. Adler, Directora de gestión en la Universidad McGill en Montreal, Canadá, y autora de International dimensions of organizational behavior (Dimensión internacional del comportamiento organizacional). «Existe una falsa concepción de que simplemente porque podemos conectarnos con cualquier persona en el mundo a través del correo electrónico o Skype, todos somos iguales».

  • Es cada vez más frecuente que las organizaciones con ambiciones internacionales pretendan que sus potenciales empleados posean fluidez en un idioma extranjero clave.

La encuesta realizada para este estudio revela la naturaleza multilingüística del mundo de negocios moderno. Según poco menos de la mitad de las empresas encuestadas, al menos uno de cada cinco de sus empleados necesita hablar más de un idioma en su trabajo, y un cuarto de ellas afirma que la mayor parte de su fuerza laboral requiere de aptitudes en algún idioma extranjero.

No es de sorprender que la mayoría de los ejecutivos encuestados considera que su fuerza laboral debe saber hablar inglés para que la empresa tenga éxito en sus planes de expansión internacional. El chino mandarín es considerado el segundo idioma en términos de importancia entre los idiomas extranjeros, pero solo el 8 % argumenta que sus empleados necesitan tener fluidez en ese idioma. La importancia de las aptitudes lingüísticas en un mundo globalizado se refleja en las estrategias de contratación de las empresas. Muy pocas empresas desestiman las aptitudes multilingüísticas como un factor esencial de los postulantes a cargos, sin embargo, muchas de ellas actualmente esperan que los candidatos posean fluidez en al menos un segundo idioma.

  • Los malentendidos derivados de diferencias culturales representan el mayor obstáculo para la colaboración productiva internacional.

Los encuestados reconocen a las «diferencias en tradiciones culturales» (51 %) y a las «normas en el lugar de trabajo diferentes» (49 %) como las mayores amenazas para el funcionamiento eficiente de las relaciones internacionales. Nandita Gurjar, directora global de recursos humanos de Infosys, una de las empresas de servicios tecnológicos más grandes del mundo con sede en India, concuerda con que la conciencia cultural y las ambiciones internacionales van de la mano: «Somos una empresa global. Simplemente no podemos progresar sin el conocimiento y la experiencia para lidiar con otras culturas».

La diversidad lingüística -o la falta de ella- es considerada, por amplio margen, como un mayor desafío de negocios en América Latina y el sur de Europa que en cualquier otro lugar. Por ejemplo, el 38 % de los encuestados en Brasil y el 40 % en España juzga que la dificultad para comunicarse en un idioma no nativo es un obstáculo significativo para las relaciones internacionales efectivas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *